8 Consejos al comprar departamentos en blanco

Comprar un departamento en blanco es una excelente opción a la hora de hacer una inversión inmobiliaria. Es en esta temprana, junto con la etapa de preventa, donde se puede acceder a menores precios y por tanto donde se puede concretar lo que a la larga terminará siendo una inversión de buena rentabilidad. Revisa los consejos que tenemos para ti en caso de invertir en departamentos en blanco.
Tiempo de lectura: 6 minutos
Compártelo:
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Email

Comprar un departamento en blanco es una excelente opción a  la hora de hacer una inversión inmobiliaria. Es en esta temprana, junto con la etapa de preventa, donde se puede acceder a menores precios y por tanto donde se puede concretar lo que a la larga terminará siendo una inversión de buena rentabilidad.

En esta etapa, el proyecto aún no ha comenzado a materializarse y por tanto existe incertidumbre en ciertos aspectos que pueden llevarte a pasar un mal rato . En Buenainversion.cl te damos algunos consejos para protegerte de estos riesgos y poder hacer una compra con mayor seguridad.

Consejo #1: Antes de involucrarte, conoce el prestigio de la inmobiliaria

Uno de las incertidumbres en la compra en blanco es si la inmobiliaria y constructora a cargo del proyecto sepa lleva valor a cabo con éxito: Que tenga la solvencia financiera y capacidad de gestión para culminar el proyecto de forma exitosa.

Si es posible, es conveniente realizar una breve revisión de su salud financiera. Revisar también que no tenga a su haber un historial de líos con permisos municipales o de otra índole.

Quizás la prueba más fehaciente de su prestigio es conocer los proyectos que ha levantado. Es conveniente ir a visitar las obras ya habitadas para chequear de primera fuente que sea capaz de levantar edificios de buena calidad, con buenas terminaciones y prestaciones, sin problemas de funcionamiento

Consejo #2: Si reservas en preventa, conoce bien lo que estás comprando.

Hay veces en que la compra en blanco comienza incluso antes, al firmar una reserva en la etapa de preventa en que se establece un compromiso para firmar una promesa de compraventa en la etapa en blanco.

En este contexto, puede que el proyecto no se encuentre totalmente definido si todavía no cuenta con permisos de edificación (al reservar en en preventa). Ante esto, es importante que conozcas y dejes estipulado lo que estás comprando; principalmente sus metros cuadrados útiles y edificados, espacioso y orientación de tu próximo departamento.

Consejo #3: Exige planos y especificaciones técnicas.

Como mencionamos en el punto anterior, aun en la etapa en blanco un proyecto inmobiliario es susceptible a sufrir cambios arquitectónicos o de construcción. Por lo anterior, es fundamental que cuentes con los los planos y especificaciones técnicas del proyecto. Si no cuentas con esos documentos, no tendrás argumentos para reclamar posteriormente ante modificaciones no esperadas que haga la inmobiliaria.

Si es posible, es recomendable que dejes formalizado los planos y especificaciones técnicas ante notario. De esta manera, contarás con mayor respaldo legal ante eventuales desacuerdos posteriores

Consejo #4: Averigua cómo responde la inmobiliaria en la postventa

Aun cuando hayas tomado los resguardos necesarios en la arquitectura y construcción del inmueble, siempre será importante la voluntad de la inmobiliaria en resolver problemas que existan en la postventa. Que tan atenta es en resolver problemas consus clientes luego de culminada las obras.

Puedes realizar averiguaciones revisando los reclamos que cuente en el SERNAC o viendo derechamente las demandas que hayan interpuestos sus clientes. Tan o más importante que esto es que conozcas, de primera fuente la experiencias que hayan tenido otras personas que invirtieron en otros proyectos inmobiliarios con la empresa. Pregunta a amigos, familiares o conocidos: seguramente conocerás directa o indirectamente a alguien que ya haya tenido una experiencia con la empresa.

Consejo #5: Prepárate para retrasos: fija los plazos

Un proyecto inmobiliario con venta de departamentos en blanco puede sufrir demoras en la construcción y en la recepción final del inmueble. Normalmente esto se debe a factores externos a la inmobiliaria o constructora; principalmente trabas legales relacionadas con permisos o trámites municipales que deben cumplirse.

Es mejor que no hagas planes de mudanza o términos anticipados de arriendos hasta que tengas seguridad de la fecha de entrega de tu nuevo y radiante departamento.

De ser posible, al firmar la promesa de compraventa fija un plazo para la suscripción del contrato de compraventa, condicionando a la inmobiliaria a pagar multas por los retrasos que incurra. Lo ideal es que ese plazo no sea fijado a partir de la recepción final en la municipalidad porque como hemos dicho la recepción puede tardar mucho tiempo.

Consejo #6: Resguarda los pagos que realices

Uno de los riesgos existentes al comprar en blanco es que el proyecto no termine de construirse por problemas financieros, legales o de otra índole. Tomando en consideración este riesgo, la ley permite exigir que los pagos que se realicen de forma anticipada, ya sea para costear el pie u otro ítem sean respaldados por la inmobiliaria mediante una boleta de garantía bancaria o por medio de una póliza de seguro emitida por una compañía de seguros.

Consejo #7: Antes de recibir tu departamento, inspecciónalo

Es aconsejable que una vez terminado la construcción de la propiedad, antes de recibirlo contrates una empresa de inspección para que te asegures que la inmobiliaria cumplió en entregar lo comprometido en el proyecto.

Este tipo de empresas realiza una revisión exhaustiva de las dimensiones y superficie de la propiedad, sus condiciones estructurales, los materiales de construcción, sus terminaciones e instalaciones, además de revisar el correcto funcionamiento de servicios (agua, gas, electricidad, etc).

Este servicio te permitirá contar con un informe técnico con el cual podrás exigir a la inmobiliaria en caso estés disconforme con el inmueble.

Consejo #8: Hazlo con cesión de derecho

Una cesión de derecho permite vender a otra persona el departamento que por el que firmaste la promesa de compraventa, antes que el proyecto finalice.

En esta operación, el comprador adquiere los derechos y obligaciones asumidos con la inmobiliaria, manteniéndose las condiciones pactadas en relación al precio, forma de pago, promociones y otros.

Si por ejemplo el proyecto inmobiliario no se desarrolló acorde a tus expectativas, o si posteriormente te encuentras en una situación financiera desfavorable que te impide seguir cumpliendo con tus obligaciones con la inmobiliaria, la cesión de derecho te otorgará la libertad necesaria para desvincularte del proyecto.


Ya tienes los consejos para realizar tu próxima compra de departamento en blanco.  ¿Crees que falta alguno? deja tu comentario y con gusto lo incluyo en la próxima actualización de este artículo

¡Te deseo la mejor de las suertes en tu inversión!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de nosotros

Estás en Buena Inversión. Un sitio especializado en entregar información relevante para inversiones inmobiliarias.

Artículos Recientes