Bien Familiar: Lo que debes saber

Un inmueble es, la mayoría de las veces, el hogar de una familia. Para proteger en cierta medida a un inmueble que sirve como residencia familiar, en nuestra ley existe la figura de Bien Familiar. En este artículo de Buena Inversión te explicamos de qué trata este importante concepto regulado por nuestro Código Civil y que implicancia tiene a la hora de establecer derechos, hacer enajenaciones u otras acciones legales sobre un bien declarado como familiar.
Tiempo de lectura: 6 minutos
Compártelo:
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Email

Un inmueble es, la mayoría de las veces, el hogar de una familia. Para proteger en cierta medida a un inmueble que sirve como residencia familiar, en nuestra ley existe la figura de Bien Familiar. En este artículo de Buena Inversión te explicamos de qué trata este importante concepto regulado por nuestro Código Civil y que implicancia tiene a la hora de establecer derechos, hacer enajenaciones u otras acciones legales sobre un bien declarado como familiar.

¿Qué es un bien familiar?

En pocas palabras, un bien familiar es aquello que sirve de residencia para una familia. En términos materiales, el bien familiar corresponde al inmueble utilizado como vivienda por la familia y también a los bienes muebles contenidos en el inmueble familiar. Esta explicación es prácticamente la definición que hace el Código Civil en su artículo 144 sobre esta materia:

El inmueble de propiedad de cualquiera de los cónyuges que sirva de residencia principal de la familia, y los muebles que la guarnecen, podrán ser declarados bienes familiares.

Artículo 144, Código Civil

Como puedes ver de la definición, el bien familiar puede ser propiedad del marido o de la mujer. Es importante recalcar que pueden declararse bienes como bienes familiares independiente del régimen de bienes del matrimonio (es decir, independiente si se tiene sociedad conyugal, separación de bienes u otro). Pero ten presente algo: debe existir matrimonio ante la ley para poder declarar un bien como familiar.

¿Para qué sirve declarar un bien familiar?

Es probable que te preguntes para qué le sirve a una familia tener un bien familiar. La respuesta es, para proteger la residencia de la familia frente a ciertas situaciones que pudiesen ponerla en riesgo. 

Por ejemplo, protegerla frente a la eventualidad de que una familia pierda su hogar porque uno de los cónyuges decidió venderla y enajenarla sin consentimiento del otro cónyuge. O, protegerla de que el propietario del bien inmueble la grave a favor de un tercero.

 Como veremos más adelante, hay ciertas restricciones que impiden que estas situaciones ocurran gracias a que un bien fue declarado como familiar.

¿Cómo se declara un inmueble como bien familiar?

Declarar un bien como bien familiar es un proceso bastante expedido, de acuerdo a dispuesto por el Código Civil. La ley considera las siguientes normas para ello:

  • El Juez de un Juzgado de Familia cita a los cónyuges interesados a una audiencia preparatoria. Si no hay oposición de ninguna de las partes y están los antecedentes suficientes, el Juez resuelve en esa misma audiencia declarar un bien como familiar.
  • Si faltasen antecedentes, el Juez citará a una segunda audiencia de juicio para resolver la declaración.
  • De todas formas, basta con interponer una demanda para declarar un bien como familiar para que un Juez lo transforme provisoriamente como tal. Para ello, notificará de oficio al Conservador de Bienes Raíces para que anote una subinscripción sobre el inmueble.

Si necesitas orientación o asesoría para declarar un bien como familiar, acércate a la Corporación de Asistencia Judicial de tu región para obtener asistencia.

Lo qué se puede y no puede hacer con un bien familiar

Repasamos a continuación algunas normas importantes que rigen sobre los bienes familiares:

¿Un bien familiar se puede gravar o enajenar?

Esta es precisamente una de las claves al declarar un inmueble como bien familiar. Como mencionamos anteriormente, no se puede enajenar ni gravar, ni tampoco prometer enajenar o gravar un bien familiar sino con la autorización del cónyuge no propietario del inmueble declarado como bien familiar.

Te podría interesar: Prohibición de enajenar y gravar un inmueble

¿Se puede arrendar un bien familiar?

El artículo 144 que establece restricciones a enajenar o gravar un bien familiar, establece las mismas limitaciones en cuanto a celebrar un contrato de arriendo o de comodato. Es decir, no puede establecerse un arriendo o comodato sin consentimiento del cónyuge no propietario.

¿Se puede poner hipoteca sobre un bien familiar?

Recordemos que la hipoteca es un tipo de gravamen para constituir un derecho a favor de un tercero. Como mencionamos anteriormente, no se puede gravar ni prometer gravar sin consentimiento del cónyuge no propietario. Por lo tanto, se puede establecer una hipoteca sobre un inmueble declarado como bien familiar pero solo si se cuenta con esa autorización.

Te podría interesar: Gravámenes sobre bienes inmuebles

¿Un bien familiar se puede embargar?

Si, un bien familiar se podría embargar por algún acreedor. En efecto, el artículo 147 del Código Civil señala que la constitución de los derechos sobre un bien familiar no perjudica a los acreedores que el cónyuge propietario mantenga en cualquier momento. Esto, se entiende, contempla el derecho del acreedor de solicitar el embargo de un bien familiar.

Ahora bien, la ley también establece el beneficio de excusión para los cónyuges a favor de los bienes familiares. Esto quiere decir que si un acreedor quiere embargar los bienes a causa de una deuda del cónyuge propietario, cualquiera de los cónyuges pueden exigir que se persiga el embargo sobre otros bienes del deudor antes de hacerlo sobre bienes familiares.

¿Qué pasa con un bien familiar cuando hay divorcio?

Cuando se ha terminado un matrimonio y los cónyuges están separados o formalmente divorciados, hay varios puntos que deben tenerse en cuenta en relación a los bienes familiares:

  • Lay ley permite que los cónyuges pueden desafectar un bien familiar de común acuerdo. Si se trata de un bien inmueble, esta declaración debe hacerse por escritura pública.
  • Si no hay acuerdo entre los cónyuges en desafectar un bien familiar, y el propietario es quien quiere desafectarlo, puedo solicitarlo ante un juez, argumentando que no  está siendo destinado como residencia familiar. Esto deberá probarlo para que el juez desafecte el bien inmueble de oficio.
  • Esta solicitud ante un juez  también puede hacerlo cualquiera de los cónyuges o cohabitantes bajo el mismo argumento, en caso de que el matrimonio se declare nulo, o se termine por muerte o por divorcio.

Ten presente también que un juez puede establecer a favor del cónyuge no propietario un derecho de usufructo o se uso o habitación sobre un bien familiar por un plazo determinado para resguardar los intereses de los hijos o del patrimonio de los cónyuges. 


¡Listo! Ya conoces la figura legal de Bien Familiar y como una familia puede usarlo a su favor para resguardar el lugar que considera su hogar. Si tienes preguntas u observaciones que hacer sobre este tema, no dudes en dejarnos un comentario. ¡Saludos y hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acerca de nosotros

Estás en Buena Inversión. Un sitio especializado en entregar información relevante para inversiones inmobiliarias.

Artículos Recientes